miércoles, 14 de marzo de 2012

Cuento de Princesa, Parte X

Al despertar Princesa dió un bostezo tan grande que Royer pensó que se lo iba a comer.... y a Princesa le entro la risa.
 Cojieron juntos camino al aparcamiento a buscar comida, ya que la noche anterior había repartido las croquetas, al llegar encontraron una enorme pizza, a  ambos casi se les salieron los ojos y comenzaron a comer rápidamente,  recordando lo bien que lo habían pasado la noche anterior, Princesa le preguntó  a Royer donde había aprendido a cantar jazz, a lo que el respondió , es que mi anterior dueño era saxofonista y yo era parte de su grupo.
Reposaron un ratito, y a Royer se le ocurrió una idea, pensó: construir una casita para ambos, y le dijo  a Princesita, y ambos de acuerdo, fueron a un carro de reciclaje, cojiendo: tablas, clavos, platitos de plástico, una pequeña lamparita. Al cabo del día, ya tenían terminado su hogar, así que para celebrarlo`se pusieron unos trajecillos de etiqueta que tenía Royer en un baúl, encendieron la lámparita, y brindaron con un rico batido de chocolate y aceitunas frescas,  sonriendo ambos  mirando el mar que a lo lejos resplandecia.

3 comentarios:

  1. Oye pao cada vez me sorprendes mas con tu faceta de escritora

    ResponderEliminar
  2. Esta entretenido el cuento!!

    ResponderEliminar